La ‘humanidad’ del Gobierno: Bolinaga ya es libre

Bolinaga ETA

Volvemos a inspeccionar cárceles. No por gusto en esta ocasión, como sí lo fue en el post sobre la prisión en que se halla Anders Breivik. Hoy la Sección Primera de la Audiencia Nacional ha decidido rechazar el recurso interpuesto por la Fiscalía contra la puesta en libertad de Jesús Bolinaga, célebre miembro de la banda terrorista Euskadi Ta Askatasuna (ETA).

Tema controvertido este, me suscita diversas dudas de tipo tanto práctico como metafísico. El señor Bolinaga es conocido por haber torturado al funcionario de prisiones Ortega Lara, pese a que en su conciencia pesen (o no) la muerte de tres guardias civiles, cuyas familias tendrán que cambiar de acera cuando le vean rondar por el barrio.

El motivo que ha permitido al etarra pisar la calle tras quince años entre rejas es que sufre un cáncer, incurable para unos médicos, estable dentro de la gravedad que la enfermedad reviste para otros. La Sección presidida por el juez Grande-Marlaska ha estimado conveniente ‘por razones humanitarias’ que el reo debe pasar sus últimos días, semanas, meses o ¿años? junto a los suyos, en familia y recogimiento.

Ni médico soy, ni a ello aspiro. Pese a lo arriba expuesto, no dudo del buen obrar profesional de los forenses que han dictaminado a favor o en contra de la libertad de don Jesús. No. Tampoco pretendo liderar una ofensiva contra el ‘garantismo’ carcelario. Como he mencionado, quería plantear algunas dudas.

Sin desmerecer el hecho de que toda persona posee unos derechos inalienables, y que el trato a prisioneros debe ser comedido, no comprendo que, mostrándose factible la posibilidad de realizar tratamientos contra el cáncer en prisión, no se haga. Si moribundo se halla un ser humano, humano es darle reposo y permitirle mirar a los ojos a sus seres queridos, sin importar qué delitos o pecados cometiese en el pasado.

Por ello, planteada la ecuación, no comprendo porqué la familia de Bolinaga no recibe un permiso extraordinario para pasar las horas que se entiendan convenientes intramuros, junto al lecho de muerte del moribundo. No acuso a nadie, pero el entramado político de ETA debe poseer, entre impuestos revolucionarios ahorrados, subvenciones a partidos y partidas presupuestarias de proetarras en el poder el suficiente dinero como para comprar de sobra a todos los forenses ligados al poder judicial de España. Más cuidado la próxima vez, señores legisladores, o algún día nos veremos en tesituras comprometidas.

Otra duda. Si algún ciudadano español enferma de cáncer (no lo quiera el sino) y los médicos le dan apenas dos semanas de vida, ¿el imperio de la ley se desvanece? ¿Podría este compatriota robar, violar, matar… sin castigo? “Absurdo”, dirán. Morir en la cárcel o en un hospital, de poco ayuda a nuestro imaginado personaje si lo hace a la semana de cometer sus atrocidades. Estoy de acuerdo. ¿Y si tras meses de insufrible terapia el cáncer retrocede, y deja de peligrar la vida del hombre? “A la cárcel con él”. Si no se fuga antes.

Humanidad. En caso de depresión profunda, ¿es humano enterrar a una persona entre cuatro paredes? ¿Y en caso de claustrofobia aguda? Vuelvan a leer el título de este artículo. La decisión de excarcelar a Bolinaga ha sido del poder judicial, ajeno a los devenires del Ejecutivo en la teoría. En la práctica la presidenta de la Comunidad de Madrid afea en público a nuestro presidente que libere al etarra, dando a entender que la pretendida neutralidad política de los jueces no lo es tanto, al menos en algunos casos.

Humanidad, decía. También he escrito que no seré yo quien niegue a quien la parca ve de cerca un último alivio vital antes de partir. Si así han entendido este artículo, van errados. En este asunto lo que más escapa a mi humilde comprensión es la definición de ‘razones humanitarias’ que desde algunas facciones se defiende.

Humanitario es excarcelar a Bolinaga, sí. Pero dar asistencia sanitaria básica a inmigrantes es limosna prescindible, al igual que obligar a una mujer a tener un hijo es moral intachable, o hipotecar el futuro de todo un país, un logro del que enorgullecernos. Hablo del señor Rajoy, del ex presidente Zapatero, sí. Pero también del alcalde de su ciudad, de sus consejeros y de sus chóferes. Y del convecino del alcalde, en paro desde octubre. Humanidad. Cuánta falta nos haces…

Anuncios

Acerca de Francisco Reina

Periodista y bloguero. Política, economía, tecnología, actualidad, música y literatura.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, España, Política y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La ‘humanidad’ del Gobierno: Bolinaga ya es libre

  1. Alwar dijo:

    Esto, por otro lado, no está trillado. Buen artículo.

  2. Paco dijo:

    Totalmente de acuerdo. Pero gracias a Bolinaga, Eurovegas, la independencia de Cataluña, los asaltadores de Mercadonas, Olvido Hormigos y su vídeo porno y tantas tonterías mas, Consiguen que se desvíe la atención de las cosas verdaderamente IMPORTANTE.
    Ayudáis a cumplir el objetivo: ATONTOLINAR AL PUEBLO.

    • No recuerdo haber escrito ni media coma sobre supermercados asaltados ni vidas privadas de concejales. Considero que la lucha contra ETA es ‘importante’, al igual que, por ejemplo, la ‘amnistía’ que Esperanza Aguirre pretendía implantar en Eurovegas para los fumadores.
      Para mí lo verdaderamente importante en política nacional son los recortes de Mariano Rajoy, la bancarrota del Estado, y el previsible futuro rescate que mi presidente solicitará y que hundirá a mi país en la miseria. Creo haber tratado estos temas de índole económica en el blog.
      Le aconsejo no leer artículos que le ‘atontolinen’. Necesitaremos de ciudadanos poseedores de buen criterio en el futuro. 😉

  3. Javier Muñoz dijo:

    Aunque en líneas generales estoy de acuerdo contigo, y en muchas cosas no te equivocas (en términos teóricos, me refiero), das una imagen algo distorsionada y poco cercana a la realidad de lo que podría sucederle a un enfermo terminal en prisión. Es decir, exageras y eso hace parecer inútil al proceso, cuando son las personas de arriba las que lo estropean (por decirlo de alguna manera).
    No se excarcela a un depresivo, porque para eso están las áreas de psiquiatría (si la prisión las tiene) o los psiquiátricos en sí. Allí cumplen la pena que debería ser en prisión, sin salir.

    Pero bueno, a lo que iba. En general no te falta razón (a todos es obvio que el poder judicial no es tan independiente como debiese (o nos gustaría) que fuese. Y mientras Aguirre and Company vuele por estos prados, siempre su ley se hará antes que ninguna.

    También he de decir que cuando una persona es excarcelada, suele dársele con condicional, así que siempre hay un ojo vigilándolo (a no ser, como tú dices, que el dinero llegue a su cauce, como podría pasar con los susodichos forenses. Yo ahí no me meto). Aun así, los casos de cohecho o prevaricación no son tan habituales como los pintan, igual que fingir un cáncer o una depresión tampoco lo son. Pero no te quitaré razón en que “caballero don Dinero, mueve hasta al más terco velero” (me lo acabo de inventar).

    Pero bueno, lo que te quería decir en definitiva es que el ataque (en este caso) debe ir dirigido más a la persona, autoridad o funcionario público, al político inmoral o al etarra que no cansa, más que a la legislación en sí (a las reglas que nos rigen), pues algo conozco de ellas y se que son bastante eficientes si se hace buen uso de ellas (y ya te digo que contra los etarras no hay pocas medidas para que no salgan de rositas. Es más, hay una doctrina creada específicamente para ellos para que no puedan gozar de la condicional tan pronto como un asesino normal y corriente. Este verano alguien se la pasó por el forro por vulnerar los derechos humanos (te puedes imaginar que el tribunal que lo hizo sería el de los susodichos derechos). A fin de cuentas, que si los etarras salen pronto y en extrañas circunstancias, te puedes imaginar quien puede estar detrás de todo. Incluso detrás de un cáncer falso puede que no esté ETA, sino el propio gobierno con alguna estrategia política, difamatoria o que desvíe la mirada del ciudadano de cosas más importantes.

    • Sé que no se excarcela a una persona con depresión, era un supuesto.
      La libertad condicional de Bolinaga es muy light. En estos momentos se encuentra en un hospital sin ningún tipo de control policial ni de ningún tipo. Supongo que tendrá que ver a un funcionario cada X días. Igual que el fugado De Juana Chaos.
      No afirmo que sean habituales, sino que son posibles, por lo que la Justicia debería estar prevenida ante ello. Y ETA gobierna en San Sebastián, tiene acceso a más dinero que nunca. Millones de euros a su disposición.
      Los magistrados de la Audiencia Nacional han aplicado hoy la ley. Por lo cual es la propia ley la que lo permite, y por tanto es responsabilidad del Congreso de los Diputados su enmienda.
      Es cierto que este tema no es tan vital ni importante como los que mencioné arriba en la respuesta a Paco, pero tampoco lo es una crítica literaria. Me baso en diversas variables para seleccionar temas sobre los que escribir. Y sí, circula ‘por ahí’ la teoría de que el PP pretende dar término al proceso de normalización en País Vasco que comenzó el PSOE, para desgracia de demócratas y víctimas del terrorismo (que somos todos). Pero ese es otro punto de vista y debe ser tratado en otro artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s