Angela Merkel, o cómo barrer (billetes) para casa

Angela Merkel Alemania

La ‘Europa de las dos velocidades’ ya es un hecho. En concreto, unos vamos hacia atrás y otros hacia delante. La señora Angela Merkel, canciller de Alemania (equivalente a nuestro presidente del Gobierno), ha desvelado hoy sus intenciones de reducir los impuestos que pagan los ciudadanos del país que dirige.

“¿Cómo puede ser?”, se preguntarán ustedes. “¿No fue Angela Merkel quien presionó para que en España subiésemos el IVA general del 18% al 21%?”. En efecto. La misma Merkel, sí. Esa y otras medidas de ‘ajuste’, como se las llama desde el Gobierno de nuestra Nación (para el resto son recortes), fueron aplicadas a merced de la política que se marca desde el Bundestag (parlamento federal alemán), en concreto desde la CDU de Merkel.

Reducción de presupuestos, adelgazamiento de administraciones y pago de deudas soberanas son las recetas básicas para esta Europa enferma. ¿Para toda ella? No. Al parecer los moribundos deben tomar una medicina distinta a los contagiados por la plaga. Un medicamento completamente opuesto.

Repasemos con brevedad la teoría económica de la canciller sobre la recuperación europea: cada país debe mucho dinero (en esencia a otros países, sobre todo a Francia y… ¡Alemania!), por lo que tienen que ahorrar mucho (trabajar a destajo y comer poco o nada, hablando claro) para devolver el mucho dinero que deben. Y al final todos comeremos perdices. Fin.

¿Cómo conseguir un dinero que no tenemos? La respuesta de Merkel, también conocida como Banco Central Europeo, es sencilla: gasten poco y ganen mucho. Para gastar lo justo, en el sentido cuantitativo de la palabra, que no cualitativo, se nos sugiere con el agua al cuello y la manguera de achicar cerrada (“¿emitir bonos europeos? Calle, calle, cuidado afecte al PIB alemán”) que no ‘derrochemos’ en sanidad, o que subamos los impuestos. ¿He escrito ‘sugiere’? Fallo del teclado: quería decir ‘ordena’.

Subir impuestos, gran idea más tendente al socialismo que al pensamiento liberal. Espero capten la ironía. La teoría de nuestra canciller es que a impuestos más altos, mayor recaudación por parte del Estado (Hacienda, es decir, todos, o casi), y más dinero con el que devolver nuestras deudas. Lástima que la economía real reaccione de forma diferente en la práctica: a más impuestos, menor consumo interno, menor recaudación y menor poder adquisitivo de la ciudadanía. Ah, y más dificultades para pagar nuestra deuda.

Como conclusión, usted, lector, gastará menos al adquirir menos bienes y contratar menos servicios, ya que éstos se vuelven más caros. Ante esto el empresario, que vende menos, se ve abocado a despedir a parte de su personal, y a realizar reajustes en la empresa. Y a usted le despiden de su trabajo, claro. Por lo que aún gastará menos dinero, ya que pasará sus ociosas mañanas en la cola junto a la oficina del paro más cercana. O trabajará ‘en B’, sin declarar sus ganancias a Hacienda. Sea como sea, a Rajoy no le saldrán las cuentas (una persona menos pagando impuestos y una más cobrando el paro por cada nuevo despido, sepan), la realidad le dará la espalda y en el próximo Consejo de Ministros anunciará nuevos recortes para ‘contener el gasto’ o, quizá una nueva subida de impuestos, por si se había quedado corto la primera vez.

Y la recuperación económica, en busca y captura. ¿Sabían ustedes que los países rescatados no están mejor hoy que antes de solicitar ayuda a la Unión Europea? (recomiendo leer también este artículo) Y dentro de esta vorágine de miles de millones de euros, Merkel ha tenido una gran idea: “voy a bajar impuestos, para que en Alemania se compre barato y mucho, se viva bien y vengan empresas extranjeras a dar trabajo a mis ciudadanos”. Un aplauso.

Les traduzco. Lo que Angel Merkel en realidad quiere es que le devolvamos lo que le debemos, aunque sudemos sangre para ello. El tejido productivo español se destruye mientras Alemania sube. La brecha económica entre países de la zona euro es cada vez mayor. Una Europa de ricos y pobres, franceses y alemanes lanzando migas de pan a sus compañeros del sur a cambio de que hagan piruetas. ¿Y la Unión Europea? Un sueño roto por una moneda común regida por 27 políticas económicas y financieras distintas. La moneda es de todos, las deudas son de cada país.

La guerra del siglo XXI, lo llaman algunos. No se basa en atacar fronteras, ni en derribar gobiernos. El neocolonialismo estadounidense sentó las bases: controla la economía de un país y controlarás el país. “Si me debes dinero, eres mío hasta que me lo devuelvas”. Solón desterró la práctica de la servidumbre por deudas en la polis de Atenas hace más de 2.500 años. Merkel la ha reinstaurado, en el mismo lugar. Esto es una guerra, decía. Y vamos perdiendo.

PD: Lamento haberme ausentado durante casi un mes de este vuestro blog. Es mi intención retomarlo con renovadas fuerzas. También pido disculpas por la extensión, tal vez algo desmesurada, de esta entrada en concreto. Espero sus opiniones, comentarios y reacciones.

Anuncios

Acerca de Francisco Reina

Periodista y bloguero. Política, economía, tecnología, actualidad, música y literatura.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Economía, España, Internacional, Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Angela Merkel, o cómo barrer (billetes) para casa

  1. Paco dijo:

    De acuerdo, pero tenemos otras opciones? Ademas de manifestarnos y destrozar las calles claro? España tiene un 20% mas de gasto que de ingresos necesitamos que nos presten SI o SI. CHISTE
    éste es uno de los chistes de Eugenio que me provocan una sonrisa cada vez que los recuerdo , ¿os acordáis? .

    – ese hombre que se queda colgando de un acantilado pidiendo ayuda : ! ¿Hay Alguien?… – en esto que Dios le contesta diciendo que le enviará una legión de ángeles y arcángeles con San Gabriel a la cabeza y justamente antes de tocar el fondo del acantilado le retornarán al punto de partida …..
    El individuo dice : Vale de acuerdo pero …. ¿ Hay alguien más?…

    • =) Buen chiste, y viene muy a cuento.
      Claro que existen otras opciones: quitas de deuda, default financiero, aplazamiento de pagos, emisión de bonos por parte de la Unión Europea, devaluar el euro, propiciar la reconstrucción del tejido económico del país (seriamente dañado), etc… Mira si hay opciones. 🙂
      Si siempre tenemos más gastos que ingresos, la deuda será infinita. Necesitamos aquello con lo que el PP se le llena la boca, pero no se atreve a acometer: una re-estructuración del Estado.
      Y en el plano de la UE, homogeneizar las políticas financieras y económicas, creando un núcleo de gobierno fuerte que rija sobre los 27.
      Respecto a lo de ‘destrozar las calles’, recuerda que escribí un artículo al respecto: https://franciscoreinablog.wordpress.com/2012/07/27/la-dictadura-de-los-libertadores/

  2. Me ha gustado mucho, Paco. Es bastante ameno de leer y con un lenguaje mucho más claro, directo y cálido que el de muchos otros artículos político-económicos. Una buena y constructiva metáfora la de la Europa dividida en dos. ¿De quién es lo de la “Europa de las dos velocidades”?
    En fin… Es triste todo ese cinismo y esa falta de humanidad por parte de los peces gordos…

    • Muchas gracias. ^.^
      Hace algún tiempo, ya en plena crisis económica, se planteó la posibilidad de una ‘Europa a dos velocidades’, en la que pese a la existencia de una moneda única (el euro), los 27 se dividiesen en dos grupos: los saneados y los países con problemas económico-financieros, de tal forma que en cada grupo se tomasen unas políticas económicas distintas, para, en teoría, ‘atender mejor a las necesidades de cada grupo’. En realidad se buscaba lo mismo que defino en este artículo: que los países que estaban bien manejasen a su antojo a aquellos con problemas. Se descartó la idea ante las objeciones que se interpusieron desde muchos frentes: mercados, políticos, ciudadanía, etc…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s