La rabieta del opresor

Benjamin Netanyahu

Benjamin Netanyahu

“Pues ahora me enfado y no respiro”, ha debido pensar Netanyahu. O su equivalente político, que priva de aire al contrario. El Gobierno de Israel que él dirige ha comunicado la futura construcción de 3.000 viviendas en territorios ocupados (‘ocupados’, es decir, que no pertenecen al país, si no que éste los ha secuestrado por la fuerza) como respuesta estulta a la admisión de Palestina como estado observador no miembro (se mira, pero no se toca) en la ONU.

El objetivo de Israel es dividir Cisjordania en dos, dificultando todavía más la resolución del conflicto en la zona. Ante esta muestra de buena voluntad de diálogo y de comportamiento diplomático y adulto (léase con tono irónico), algunos países como Reino Unido, Francia, Suecia o Alemania ya le han recriminado a Netanyahu su actitud. “Eso no se hace, construir asentamientos es caca, cómete las verduras”. O algo así.

A Benjamin Netanyahu las declaraciones de Europa se las imprimen en papel higiénico para leerlas en momentos de soledad. De su parte encontramos a un premio Nobel de la Paz, Barack Obama, que afirmó que toda nación tiene el derecho de defenderse en caso de ataque, en relación a los misiles lanzados por Hamas. Ojo por ojo y diente por diente, en el argot. Cuánta sabiduría destila el Nobel…

Más allá de la estrategia geopolítica de los Estados Unidos, tratemos de comprender la situación, extrapolandola a nuestro entorno de forma ficticia. Un día llega la ONU y nos dice que pobrecitos los descendientes de los pobladores de Al-Andalus, por ahí desperdigados. Que mejor les demos Andalucía para ellos. Sin preguntar antes a España ni nada. No vaya a ser que digamos que no. Y nuestro derecho de soberanía nacional se lo imprimen en el tipo de papel arriba mencionado.

Contestamos que bueno, que vale, que qué le vamos a hacer. Llegan los musulmanes y se instalan en Córdoba, Sevilla, Granada y demás. Pero no se detienen ahí. Al poco toman Murcia, Badajoz, Ciudad Real y Albacete. Porque sí. Territorios ocupados donde construyen sus ciudades y contolan a la población autóctona gracias a la tecnología militar más avanzada del mundo.

El manchego de pro, cansado de monsergas, se lía un buen día a pedradas con el tanque conquistador enemigo. Por desquitarse, más que nada. ¡Nos atacan!, proclaman en Jaén. Y se lían a bombardear como locos, y a matar españolitos descalzos. ¿Ustedes se lo imaginan? Yo tampoco. Opresores y oprimidos. Enrabietados unos cual niños de teta, hambrientos y diezmados los otros.

No alargaré más este artículo. A buen entendedor…

Más información | Londres y París convocan a los embajadores de Israel por las colonias en la web de El País

Anuncios

Acerca de Francisco Reina

Periodista y bloguero. Política, economía, tecnología, actualidad, música y literatura.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Internacional, Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s